Archive: September 2018

3 consejos para ayudarte a mejorar tus habilidades auditivas en inglés

Cuando estás en tu curso de Inglés o llegas a tomar cursos de Inglés en línea se llega hacer hincapié a la gramática, sin embargo, la mejor forma de aprender Inglés es el hablarlo constantemente.

Ahora bien, uno de los componentes principales de este proceso es mejorar las habilidades auditivas para captar los sonidos del idioma.

Escuchar de una forma enfocada y atenta te ayudará a hablar de forma más natural e intuitiva, en lugar de como si estuvieras leyendo un libro de texto.

Encuentra más consejos sobre como mejorar en Harmon Hall || Información: YouTube, Harmon Hall y BBC 

A continuación encontrará 3 consejos para mejorar las habilidades auditivas en Inglés.

1) Enfócate en las partes en lugar del todo

Las palabras que alguien dice son solo una parte de la totalidad del lenguaje hablado.

También es importante prestar atención a la entonación, donde el tono o énfasis se coloca dentro de una palabra o frase y donde se toman respiraciones y pausas.

Intente escuchar una conversación o grabar y enfocar tu oído solo en las entonaciones de las palabras de cómo la voz sube y baja a medida que se pronuncia una palabra o frase.

Escucharás, por ejemplo, que la voz generalmente se eleva al final de una pregunta.

También a menudo caerá más abajo en la segunda palabra o sílaba de una oración, ya que a menudo es donde se toma una respiración.

Cuando escuchas oraciones, aprenderás qué sílaba se enfatiza en una palabra dada.

Esto puede ser diferente dependiendo de dónde provenga el hablante, pero por lo general es bastante uniforme.

Lo que nos lleva al siguiente consejo sobre cómo mejorar las habilidades auditivas en Inglés:

2) Escucha hablantes con diferentes acentos y de diferentes lugares

En el mundo real, a menudo encontrarás personas con acentos variados en Inglés.

Para un oyente no entrenado, escuchar a alguien de Texas y alguien de Canadá pudiera parecer que ni siquiera hablan inglés.

Por lo tanto, es importante tratar de entrenar tu oído para reconocer la misma palabra pronunciada de múltiples formas.

El ejemplo clásico es la palabra “out“.

Un tejano insertará un sonido w y casi eludirá la t final “owwt“, mientras que un canadiense usará un sonido “ou” muy corto y redondo, y afilará la t.

Hoy en día es fácil encontrar podcasts y videos de personas de habla inglesa de todo el mundo, así que elige una variedad y escúchala.

3) Mejora las habilidades auditivas en inglés con repetición

Al igual que con tantas cosas, la repetición es útil para mejorar las habilidades auditivas en Inglés.

Si tienes problemas para entender cómo se pronuncia una palabra en particular o cómo debe sonar la entonación de una oración común, escúchala una y otra vez.

Puedes pedirle a tus amigos que vayan en cursos más avanzados, o mejor aún, a un nativo del idioma que te permitan grabarlos hablando y luego practicar el decirlo en voz alta mientras escuchas.

Afortunadamente existen múltiples formas de tener acceso a grabaciones y por ejemplo Youtube y los podcasts son una maravilla en esto.

Así que no te detengas y ponte a escuchar y a practicar hoy.. y mañana también.

Conoces los tipos de arroces que son poco comunes

Me he topado cada vez que voy al supermercado con un estante lleno de diferentes marcas y precios en cuanto a arroces se refiere.

Están desde aquellos de marca propia muy accesibles económicamente hablando hasta aquellos que se quintuplican en precio y reducen la cantidad de producto.

De hecho, es una toma muy colorida al ver tantos tipos de arroces que van desde el blanco, el cafecito que es el integral como aquellos que se observan negros o rojos.

Analizando más de cerca vemos que son de variedad diferentes siendo las más comunes el arroz blanco de granos largos y delgados, arroz blanco de grano regular que tiene un sabor suave, el basmati, jazmín o el arroz integral.

Están variedades son las que con frecuencia te puedes topar en el aparador de un supermercado, sin embargo, existen otras que son poco comunes y que bien puedes usar para hacer un deliciosos arroz.

Entre los tipos de arroces que son poco comunes tenemos:

Grano medio: el arroz de grano medio es más corto y con granos más abundantes. Es excelente para paella y risotto, cuando quieres que tu arroz te llene bien.

Grano corto: los granos de grano corto son tan cortos que son casi redondos. Debido a su forma, este arroz se pega al cocinarse. Este tipo de arroz es ideal para esa receta de arroz con leche que tienes en mente.

Arborio Rice, arborio o arroz risotto, es un tipo de arroz de grano corto con un contenido de almidón muy alto que crea la textura suave y cremosa del risotto.

Claro, puedes hacer risotto con arroz de grano largo, pero la textura no será la misma. Confía en nosotros, lo hemos probado.

Arroz para sushi: el arroz para sushi no es realmente un tipo de arroz, sino más bien una forma de preparar arroz de grano corto mezclándolo con un poco de vinagre y azúcar para el característico sabor de sushi.

Sin embargo, comúnmente verás arroz que te lo vende justamente para este fin como “arroz para sushi”.

Esto significa que obtendrás un arroz de grano corto que es bueno para usar en preparaciones de arroz con sushi, tal cual.

Arroz salvaje: el arroz silvestre no es arroz en absoluto, sino un grano, la semilla de una hierba de agua.

Este “arroz” es de origen nativo americano. Es mucho más rico en proteínas y nutrientes que las otras variedades de arroz y tiene un sabor ahumado y a nuez con una textura masticable.

Lleva mucho más tiempo su cocción, incluso comparado con el arroz integral. Sin embargo, es ideal para usar en pilafs y brinda un buen equilibrio y profundidad a una mezcla de arroz.

Si preparas un plato de arroz mezclado, te recomendamos cocinar el arroz salvaje separado de su arroz blanco y mezclarlos al final. De esta forma, no cocinarás en exceso el arroz blanco mientras obtienes el arroz silvestre con la textura perfecta.

Entonces, ahí lo tienes, te hemos listado los tipos de arroces poco comunes.

Dependiendo de tu elección y siguiendo las recomendaciones podrás entonces conseguir ese arroz esponjoso, a menos que, por supuesto, estés haciendo un risotto o arroz con leche. ¡Entonces estará tan pegajoso como quieras!

Información: KiwiLimón, Youtube y El Financiero 

Para saber más sobre esta receta entra a KiwiLimón