Diversos tratamiento para un pie diabético

El tratamiento pie diabético varía según la gravedad de la afección. Se encuentra disponible una gama de opciones quirúrgicas y no quirúrgicas.

  1. a) Tratamiento no quirúrgico

Un médico primero intentará tratar los problemas del pie diabético sin usar cirugía. Algunos métodos incluyen:

  • Mantener las heridas limpias y vestidas
  • Usar dispositivos de inmovilización como una bota de yeso o un yeso de contacto total
  • Observar de cerca cualquier gangrena en los dedos de los pies hasta que se produzca la autoamputación, que es cuando los dedos se caen debido a la falta de flujo sanguíneo

Resultado de imagen para dispositivos de inmovilización

  1. b) Tratamiento quirúrgico

Cuando el tratamiento no quirúrgico no cura con éxito los problemas del pie diabético, el médico podría considerar la cirugía. Las opciones quirúrgicas incluyen:

  • La eliminación de tejido en descomposición o muerto
  • Amputación, que va desde dedos individuales o secciones del pie hasta amputación de la pierna debajo o incluso por encima de la rodilla
  • Estabilización quirúrgica del pie de Charcot
  • Un bypass arterial para la enfermedad vascular periférica que ayuda al flujo sanguíneo al área
  • Cirugía endovascular con colocación de stents, que utiliza pequeños dispositivos para mantener abiertos los vasos sanguíneos.

Cuidado del pie diabético

La prevención de problemas en los pies es esencial para las personas que tienen diabetes.

Mantener los pies sanos es fundamental y una persona debe estar atenta a la higiene de los pies. Pueden seguir los siguientes pasos:

  • Revisar los pies todos los días: Examinar los pies diariamente o pedirle a alguien que revise cualquier cambio o lesión.
  • Lavarse los pies diariamente: mantener los pies limpios para prevenir infecciones.
  • Usar zapatos y calcetines de apoyo: proteger los pies con calcetines y zapatos en todo momento. Un podólogo puede recomendar zapatos especiales para ayudar a prevenir deformidades. No colocar calcetines con tanta fuerza que restrinjan el flujo sanguíneo.
  • Promover el flujo de sangre a los pies: colocar los pies hacia arriba cuando se está sentado, mover los dedos periódicamente y hacer suficiente ejercicio. Estas acciones ayudan a promover un flujo sanguíneo saludable a los pies.
  • Recortar las uñas con cuidado: recortar las uñas de los pies en línea recta y mantenerlas cortas. Las uñas redondeadas pueden crecer hacia adentro y provocar infecciones.

Resultado de imagen para ómo cortar las uñas en pie diabético

  • Cuidar los pies para evitar los callos y juanetes: tratar los callos y juanetes con cuidado. Nunca afeitar los callos, ya que esto aumenta el riesgo de infección.
  • Proteger los pies de temperaturas extremas: la exposición al calor y al frío extremos puede dañar los pies de las personas con diabetes.
  • Recibir exámenes regulares de los pies: los exámenes regulares de un médico son clave para prevenir infecciones, amputaciones y deformidades severas.
  • Controlar el azúcar en la sangre: el azúcar en la sangre no controlada aumenta el riesgo de complicaciones podiátricas por diabetes.
  • Evitar fumar: fumar afecta negativamente el flujo sanguíneo a los tejidos, lo que puede empeorar los problemas de los pies en personas con diabetes.

 

Comments are closed.