Removiendo algunos mitos sobre el embalaje sostenible

Una de las tendencias más importantes en los envases modernos es el cambio hacia materiales y procesos ecológicos.

Tanto las empresas como los consumidores están haciendo esfuerzos conscientes para utilizar suministros de embalaje ecológicos que sean mejores para nuestro medio ambiente que las opciones populares de años anteriores.

Sin embargo, llegan a surgir ciertos mitos y aquí vamos a ver un par de ellos:

Mito # 1: Todo el plástico es malo

Cuando se trata de mitos sobre envases sostenibles, el plástico es el material principal en el extremo receptor de nuestro descontento.

Las preocupaciones sobre cómo se elimina y las historias de terror sobre nuestros océanos y vertederos que se llenan de botellas y contenedores de plástico han dado lugar a preocupaciones sobre cómo afecta nuestro medio ambiente natural.

Debido a esto, muchos consumidores intentan alejarse de los envases de plástico antes de considerar todos los factores.

Para cada tipo de material de embalaje, plástico o de otro tipo, existen múltiples aspectos que deben tenerse en cuenta.

Aunque se observe que el plástico aparece con más frecuencia en los vertederos locales, no podemos ignorar que es una necesidad para la vida moderna.

RTVE: YouTube

Aunque se ven comúnmente en los rellenos sanitarios, los plásticos de un solo uso son increíblemente valiosos para industrias de todo el mundo, incluidas la atención médica, farmacéutica y alimentos y bebidas, y no podemos deshacernos de ellos sin consecuencias graves.

Además, todos los días se toman medidas para mejorar la sostenibilidad de estos materiales.

Los suministros de embalaje de plástico son duraderos, útiles y contribuyen a iniciativas ecológicas en otras áreas.

Un ejemplo de esto lo podemos ver en el uso de flejes de plástico que pueden ser perfectamente reutilizables, lo que reduce el desperdicio y extiende la vida útil del material.

Mito # 2: La reciclabilidad es el único factor

Al pensar en cómo ayudar al medio ambiente, no es raro que la mayoría de las personas recurran al reciclaje.

El reciclaje es un aspecto muy importante de las iniciativas ecológicas en todo el mundo, pero también es un mito popular de envases sostenibles, ya que muchos consumidores creen que es la única forma de cuidar el planeta.

Simplemente, esto está lejos de la verdad.

Hay muchos factores a considerar cuando profundizamos en los envases sostenibles y la reciclabilidad de los materiales es solo uno de ellos.

En lugar de limitarse al reciclaje, los consumidores deben considerar el ciclo de vida completo de un producto y su empaque.

Aecoc: YouTube

Por ejemplo, es probable que muchos compradores conscientes del medio ambiente crean que los envases de vidrio son una mejor opción para el planeta que los envases de plástico porque obviamente son más reciclables.

Sin embargo, cuando echamos un vistazo al ciclo de vida completo de cada producto, desde la fabricación hasta el envío y más allá, el vidrio en realidad tiene una huella de carbono mayor.

Entonces, aunque es más probable que algunos artículos terminen en su contenedor de reciclaje, también pueden contribuir a mayores cantidades de gases de efecto invernadero en nuestra atmósfera.

Lo que esto significa es que debemos tener en cuenta todos los aspectos de los procesos de fabricación, envío y distribución cuando determinamos qué tan sostenible puede ser un determinado material de embalaje.

Fuente: http://www.aplemsa.com/

Fuente: Expansión

Audio: iVoox

Comments are closed.